BLOG

Dentro de tu copa de Champagne

Cuando bebes Champagne no solo catas un vino espumoso…

El Champagne es más que eso, estas teniendo el placer de degustar un elixir con siglos de antigüedad elaborado bajo estrictos controles que lo hacen único en su especie.

La Appellation d’Origine Contrôlée (AOC) del Champagne controla DÓNDE, CON QUÉ y DE QUÉ MANERA se elabora esta bebida. Por ejemplo establece que solo se puede producir en el territorio de Champagne (Francia), bajo unas estrictas reglas como la de plantación, viticultura, vendimia, prensado, etc. Las únicas cepas autorizadas hoy en día son chardonnay, pinot noir, pinot meunier, pinot blanc, pinot gris, arbane y petit meslier;  la 2ª fermentación debe ser en botella y para vinos sin añada la maduración sobre lías debe ser durante 15 meses mínimo y 3 años para los vinos con añada.

Las Burbujitas diabólicas

“Hermanos, venid todos… estoy bebiendo estrellas!”

Lo que en el s.XV se conocía en París como ‘Champagne‘ ya antes los antiguos romanos lo llamaban ‘vinum titillum’. Más tarde en el s.IV los vinos de Champagne eran la bebida principal de los festejos y las cenas reales, y a partir del s.XII su reputación subió por las nubes, cruzó las fronteras y se convirtió en señal de prestigio.

Dom Perignon estableció las primeras reglas de elaboración del Champagne

Dom Pèrignon estableció las primeras reglas de elaboración del Champagne

El primero en mejorar y establecer procesos de elaboración del Champagne fue un monje benedictino del monasterio Hautvilliers en el s.XVII; Pierre Dom Pèrignon (os sonará este nombre) era por aquel entonces el monje casi ciego encargado de la bodega y la cava de la abadía benedictina. Notó que luego del invierno en los vinos pálidos y de baja graduación durante la crianza se producían mucha cantidad de burbujas y que eso era lo que hacía que saltasen tapones y se rompieran botellas, y no el Diablo como se creía.

Versiones de la historia

Al principio apartaba “los vinos fallados” a un lado hasta que un día tuvo la brillante idea de probarlos, y tanto le gustó que llamó a todos sus compañeros para que lo probasen: “Hermanos, venid todos… estoy bebiendo estrellas!“.
Otros dicen por ahí que al salir disparado uno de los tapones como era ciego siguió el sonido, tanteó la botella abierta y se dio cuenta que se había derramado el vino produciendo un charco, que se agachó y fue ahí que lo probó… bebiéndolo del suelo.

Anyway… luego en el s.XIX Louis Pasteur esclareció el gran misterio cuando estudió la fermentación.

Primeras mejoras

Pèrignon fue quien estableció las primeras reglas de elaboración: mejoró el sistema de sellado introduciendo el tapón de corcho sujetado con un bozal de alambre permitiendo una 2ª fermentación sin explosiones. Aunque muchos historiadores no se ponen de acuerdo con este tema, se le atribuye a el la invención del famoso método champenoise.
También estableció que se utilizarían botellas de vidrio más grueso, que solo la uva Pinot Noir entera sería utilizada para hacer el vino mezclada con otras variedades para lograr una mayor complejidad, los viñedos se debían podar para que no superasen los 90cm, y no se harían maceraciones para no interferir en el sabor del mosto.

Mueble para fermentación del Champagne en bodega

Mueble para fermentación del Champagne en bodega

En familia queda la cosa

Dicen que la primera firma de champán la fundó Nicolas Ruinart en 1729 y que a partir de entonces comienzó a adquirir fama internacional gracias a productores como Claude Moët. Más adelante en el s.XIX se convierte en negocio fructífero: aparecen nombres como Bollinger o Perriet – Jouët, Madame Pommery y Madame Terrier.
Se dice que el Champagne Louis Roederer Cristal Brut nació para satisfacer el exigente paladar del Zar Alejandro II, quién le pidió a L. Roederer que cada año se reservara la mejor cuvée de la casa, y se embotellaría en cristal con fondo plano para exaltar su transparencia y su luz.

Madame Clicquot

Madame Clicquot

Sin duda una de las aportaciones más importantes al Champagne fue la de Barbe-Nicole Ponsardin, o Madame Clicquot como la conoce la historia, quién en 1805 se hace cargo de la Maison Clicquot al fallecer su esposo. Tenía la idea de que el Champagne sería un vino mucho más agradable sin sedimentos, y podría ser consumido incluso por las mujeres; aparece entonces el formato de mueble para el reposo de las botellas boca abajo durante la fermentación, la novedosa técnica del removido y el degüelle; el famoso Veuve Clicquot es su Champagne insignia.

Si lo dice el médico…

El Champagne no solo se asocia con celebraciones, cenas y comidas, combina muy bien en muchas otras ocasiones, como por ejemplo disfrutando de un trozo de pastel o leyendo este artículo…
Además, según los médicos, al igual que el vino es bueno para el funcionamiento cardíaco, con moderación claro está… y sírvetelo en una copa de vino blanco! Los expertos aconsejan que son las adecuadas para disfrutar de todos sus aromas.

Ahora ya sabes lo que bebes, y si te ha picado el bichito del antojo aquí te damos algunas ideas.

 

 

próximo puesto

Atrás puesto

1 Comentario

  1. zvodret iluret 11 noviembre, 2018

    Hey there! I’ve been following your site for a while now and finally got the courage to go ahead and give you a shout out from Humble Tx! Just wanted to tell you keep up the great job!

Dejar una contestacion

© 2018 COCKTAIL SHOP

Tema de Anders Norén